Un regalo de Reyes muy especial fue el que llegó a casa de Mari, una vecina de toda la vida… Teníamos entradas para el Thyssen-Bornemisza, en la sesión familiar, donde en grupos de 10 personas máximo, el museo te hace una visita guiada acorde con la edad de los niños…

Nos tuvimos que separar por edades de los críos, pero estuvo genial. Ana con Celia y Mateo, y yo con Nicolás… Aprendimos mucho, participamos mucho, y nos fuimos muy contentos… Sin duda para repetir. Próxima parada, ver dinosaurios en el Museo de Ciencias Naturales 🙂

Camino del Thyssen
Camino del Thyssen