Recuerdo con cariño la noche de Reyes… Nunca he sido muy de cabalgata, pero si de esperar con ilusión la mañana siguiente para ver los regalos 🙂

Así que este año, ni cabalgata, ni aglomeraciones, ni pasar frío. Una pena, que le vamos a hacer. Habrá que guardar todas las ilusiones para casa.

Así que callad, a dormir, que está todo preparado… Que vienen los Reyes…

Ya vienen los Reyes...
Que vienen los Reyes…