Son unas luces muy chulas aquellas que van despidiendo el día. En esta época, de un naranja intenso, muy otoñal, que reflejado en ladrillos blancos hace que se diferencia aún más por el contraste.

Y básicamente es eso, luces reflejándose en cosas… Solo hay que buscarlas 🙂

Despidiendo el día
Despidiendo el día