Terminamos este pequeño homenaje a aquel atardecer espectacular, donde el crepúsculo de Infantes dejó imágenes dignas de ser inmortalizadas.

En esta ocasión, ya casi anocheciendo, el sol se ha ocultado, y los colores fuego y pastel dejan paso a unos violetas y azules oscuros casi negros. Gran rato de fotografía en una tarde digna de ser recordada…

La imagen no tiene ningún tipo de filtro.

Crepúsculo de Infates
Crepúsculo de Infates