Pues hace ya unos días me sorprendió mi querida esposa con este fetiche de Lego. No me considero friki, pero es que las cosas de Star Wars, Mazinger-Z y Superman me chiflan.

Así un día apareció con estas dos preciosidades que vienen juntitas en su caja. Y como Nicolás no podía aguantar más, las hemos montado esta misma noche, y ya están colocadas de exposición 🙂